lunes, 8 de octubre de 2012

¿Cómo convenzo a mi hermano para que ahorre agua?


Después de años viviendo cada uno por nuestra cuenta, resulta que desde hace unos meses he vuelto a compartir piso con mi hermano. Por un lado es genial eso de llegar a casa y encontrártelo para hablar de cómo fue el día, que si una cervecita, que si otra, que si vamos al cine, que si vamos a dar una vuelta... pero por otro lado, sólo compartiendo piso eres consciente de los hábitos cotidianos de tus compis. Sólo los que viven contigo saben si cierras el grifo mientras te lavas los dientes, o si tus duchas duran 10 minutos.

No me gusta nada perseguir a la gente ni ponerme en plan señorita Rotenmeyer, así que ando recopilando razones y motivos que animen a realizar un consumo sostenible de agua a la gente que me rodea, entre ellos mi hermano :) Así que ahí va lo que tengo de momento:

¿Por qué ahorrar agua?

>> En primer lugar, por responsabilidad y solidaridad. El agua cubre casi un 80% de la superficie de la tierra, así que puede parecer un recurso abundante, pero la realidad es que menos del 1% de este agua es dulce, es decir, apta para uso doméstico.

Nuestros hábitos insostenibles de consumo y producción hacen que el consumo vaya cada vez en aumento. Este hecho, unido al aumento de la población mundial, los condicionantes climáticos y la contaminación de las fuentes de calidad, convierte al agua en uno de los principales orígenes de crisis entre países.

Según datos de Naciones Unidas, cada día mueren unas 25.000 personas como consecuencia de una mala gestión del agua. En gran parte del mundo este recurso está sometido a despilfarro, vertidos industriales y urbanos, contaminación de origen agrícola y otros elementos negativos que afectan notablemente la calidad, tanto de las aguas superficiales como subterráneas. A día de hoy hay más de 1.200 millones de personas que tienen problemas de abastecimiento o carencia de ella.

Además, el agua dulce que podemos utilizar se encuentra en lagos, ríos y lluvias y debe alcanzarnos para que ninguna persona, planta o animal tenga sed, para que los animales acuáticos vivan en ella, para regar campos y mantener húmedos los bosques. Por eso, es importante mantenerla limpia y economizarla, si queremos garantizar un crecimiento más sostenible para el futuro.

>> Ahorrar agua merece la pena para nuestros bolsillos. Además,  más del 40% del agua que usamos regularmente es caliente y requiere un coste energético, por lo que realmente su consumo es de media muchísimo más caro de lo que imaginamos. Por ejemplo, el 85% del agua que consumimos en una ducha es caliente. Si ahorramos parte del agua que consumimos, estaremos ahorrando energía casi en la misma proporción.

>> Ahorrar agua no nos resta calidad de vida ni confort, sólo se trata de hacer unos pequeños cambios en nuestros hábitos.

Algunos datos:

>> Con un grifo abierto se gastan de 5 a 10 litros que van al desagüe cada minuto.

>> Si dejas el grifo abierto mientras te lavas los dientes, puedes malgastar casi 20 litros de agua.

>> Si te duchas con el grifo abierto, puedes estar tirando 60 litros de agua.

>> Fregar los platos con el grifo abierto supone un consumo de unos 100 litros de agua.

Y algunos consejillos:

>> Moja el cepillo de los dientes y acláralo. Coge un vaso de agua para enjuagarte los dientes. Cuando te laves los dientes con el grifo cerrado ahorrarás 19 litros de agua.

>> Para chicos: llenando la pica cuando te afeites sólo utilizarás 5 litros de agua.

>> Por supuesto, olvídate de los baños de espuma, ¡están del todo out! Duchándote ahorrarás 60 litros de agua.

>> Pon la lavadora y el lavavajillas cuando estén llenos del todo. Ahorrarás 80 litros.

>> Repara los grifos que gotean y vigila los grifos mal cerrados. Puedes ahorrarte hasta 180 litros.

>> Descongela los alimentos a temperatura ambiente, nunca bajo el grifo. Ahorrarás 15 litros.

>> Lava la fruta y la verdura en un bol. Ahorrarás 10 litros.

>> Cuando renueves electrodomésticos, búscalos con etiqueta ecológica.

>> Vigila las posibles fugas de agua en el inodoro y en los grifos.

>> Tira de la cadena del inodoro sólo cuando sea necesario; no lo utilices de cenicero o papelera. Ahorrarás los 6 - 8 litros de agua que contiene la cisterna.

La foto es de badjonni en flickr (que conste que no es mi hermano, jeje)

No hay comentarios:

Publicar un comentario