jueves, 20 de marzo de 2014

Y tú, ¿cómo consumes?

Carlos Ballesteros es profesor de Comportamiento del Consumidor en la Universidad Pontificia Comillas y coordinador del Grupo de Investigación ‘El consumidor y su entorno’. Esta semana leyendo uno de sus análisis me ha llamado la atención una clasificación de las 4 posturas que adoptamos a la hora de acercarnos al fenómeno del consumo. La comparto:
  1. La postura liberal, que plantea que en la sociedad de consumo no hay nada erróneo y que lo único que debe procurarnos es garantizar la libertad del consumidor para elegir racionalmente.
  2. La postura reformista, según la cual ciertas costumbres serían erróneas y habría que cambiarlas pero sin poner en tela de juicio el sistema global.
  3. La postura responsable, para la que el consumo sería parte de un todo mucho más complejo con consecuencias sociales positivas y negativas, lo que plantearía la necesidad de reflexionar acerca de los complejos vínculos existentes entre la sociedad de consumo y el desarrollo humano, pues pueden tener no sólo efectos positivos (a medida que los niveles de consumo aumentan, mayor porcentaje de la población tiene acceso a la alimentación, a la salud, a la educación, a la información) sino también negativos (las decisiones de consumo que se toman por parte de los habitantes de los países del Norte tienen importantes repercusiones sobre los recursos naturales del Planeta, sobre la producción de materias primas, la contaminación o sobre las condiciones de vida de los habitantes de los países del Sur).
  4. Por último, la  postura radical, según la cual el consumismo es tomado como el síntoma de todos los males que afectan al mundo: la sociedad de consumo sería, por su propia naturaleza, perversa y debe ser abolida.
La foto la comparte Adam Fagen en Flickr

viernes, 14 de marzo de 2014

Somos nuevas en la comunidad y montamos un picoteo vecinal

Como ya he conté, tras el viaje por América Latina, acabamos de mudarnos a una nueva comunidad en Lavapiés. Como queremos conocer a nuestrxs vecinxs, Almu, Vane y yo montaremos un pequeño picoteo el domingo para conocernos. Esta tarde, hemos pasado por los pisos para invitarles en persona y también hemos colgado un flyer informativo en el portal. Esperamos que se apunten muchxs y que pasemos un buen rato.

Lo comentábamos hoy con Mónica, la vecina del tercero que hemos conocido mientras le contábamos nuestra idea. Y es que es una pena cómo últimamente parece que compartimos nuestros pensamientos con un puñado de desconocidxs en Twitter, Facebook y demás redes sociales, pero no sabemos de qué hablar con nuestrxs vecinxs en el ascensor. La verdad es que puede que en ocasiones las posibilidades de las Tecnologías de la Información y la Comunicación nos hagan dejar algo de lado las opciones de participación en nuestro radio de acción más cercano.

Para que eso no pase, comparto algunas ideas para que pasarnos a la vida 2.0 también en nuestro portal o en nuestro barrio:

>> Haz red con tus vecinxs de escalera. Desde compartir la wifi hasta montar una cooperativa o un grupo de consumo agroecológico... las opciones son tantas como las que alcance vuestra imaginación. Recuerda el lema “compartir da gustito” porque en cuanto hagas red con tus vecinxs, comprobarás hasta qué punto es cierto. Puedes ver un ejemplo de como se organizan los vecinos y vecinas de La Corrala de Sombrerete 6, en Lavapiés, Madrid.

>> Debate en el ascensor, en la escalera o en el bar de abajo. Lleva los temas que te preocupan a las conversaciones entre vecinxs. Es una buena manera de sensibilizar, compartir, intercambiar y poner en común opiniones, quejas, demandas y propuestas, para construir y mejorar el barrio entre todas y todos. ¡Y mejor si es en un bar con conciencia, claro!

>> Monta un huerto comunitario, una universidad popular, un banco del tiempo, un equipo de fútbol, una merienda colaborativa, un coro, una verbena a vuestro gusto y no al del Ayuntamiento. La idea es encontrarse para conocerse, construir espacio vecinal y mejorar la convivencia, además de disfrutar de un ocio alternativo desde lo local. Inspírate conociendo proyectos como el de Esta es una plaza, lxs Vecinitxs de Lavapiés, La Casa Invisible, La huertita de Tetuán o El local cambalache.

>> Encuentra tu forma de participar en la asociación de vecinos o colabora con alguna ONG de tu barrio. Colabora para que los movimientos y colectivos que trabajan en tu zona tengan una proyección en el barrio.

¿Se os ocurren más formas de participar en tu comunidad o en tu barrio?

viernes, 7 de marzo de 2014

#Yopidolocal: ¡Pasa de alimentos kilométricos!

¿Te apetecen unos garbanzos de la abuela con deforestación mexicana y reducción de indígenas desplazados? Casi seguro que no. Pero en realidad estos son los alimentos que nos encontramos en nuestros platos. Han llegado desde miles de kilómetros de distancia sin que las empresas que los comercializan tengan en cuenta las repercusiones sociales y ambientales que acarrean.


No te pierdas el vídeo de la nueva campaña "Alimentos kilométricos" de Amigos de la Tierra:


domingo, 2 de marzo de 2014

Mudanzas: una oportunidad para empezar una vida más sencilla y consciente

Después de un año viajando y aprendiendo por América Latina, toca volver a instalarnos en un campo base para idear y poner en marcha futuros sueños, así que estamos en pleno proceso de mudanza para instalarnos en un pequeño piso de Lavapiés. 

Mudarte e instalarte en un nuevo hogar conlleva un buen trabajo: limpiar, empaquetar, cargar, desempaquetar, colocar... pero también te da una buena oportunidad para poner en marcha nuevos propósitos como vivir de una manera más sencilla y consciente. Una mudanza puede convertirse en una prometedora hoja en blanco, para replantearte qué cosas, objetos, prendas y demás elementos necesitas y cuáles no sirven más que para ocupar tu espacio y llenarse de polvo.

Comparto algunas ideas que se nos han ocurrido estos días para hacer una mudanza bajo criterios de consumo responsable:

1. Lo primero de todo es identificar qué quieres llevarte a tu próxima vivienda. ¡Libérate! ¡Suelta lastre! Una mudanza es una oportunidad ideal para preguntarte qué es necesario y qué no. Por eso, es ideal que sirva no para poner el acumulador nuevamente a cero, sino para cambiar nuestros hábitos de acumulación sin sentido. Nosotras, por ejemplo, nos hemos propuesto estrenar un nuevo armario, rebajando el tamaño de su contenido. Nos hemos sumado las 3 al proyecto 333.  El reto es utilizar sólo 33 prendas y accesorios durante los próximos tres meses. Pensamos que obligarnos a separar las prendas que realmente usamos de lo superfluo es un buen comienzo de viaje hacia una vida más sencilla y responsable. Hacer la lista de las 33 prendas que queremos utilizar es el primer paso. Es curioso ver que acabamos descartando prendas que pensábamos que eran imprescindibles en nuestro ropero. Creemos que si consigues finalizar el proyecto 333 probablemente mucha de la ropa que tenemos la acabaremos donando porque no la habremos echado de menos y, lo más importante, nuestros hábitos de compra de ropa cambiarán. Antes de comprarnos una nueva camisa nos plantearemos: ¿La necesito? ¿Realmente la voy a utilizar? Aquí están las instrucciones del reto por si alguien más se anima a sumarse :)

2. De lo que no quieras llevarte, separa aquello que todavía sirve y está en buen estado o que necesita tan sólo una pequeña reparación. ¿Quién lo puede querer? Pregunta a amistades, colegas, familiares o asociaciones cercanas si lo quieren. Usa las redes de reciclaje. Te sorprenderás de lo bien que funcionan y lo rápido que pasas tus antiguos patines, aquella estantería que no usas o cualquier otra cosa. Que te vengan a buscar la nevera o un sofá te será, además, de gran ayuda si tienes que dejar la casa vacía. Nosotras hace años que participamos en el grupo de FreeCycle Madrid. Está red está formada por más de 5.000 grupos con cerca de 9.000.000 millones de participantes en todo el mundo. Es un movimiento enteramente sin ánimo de lucro que consiste en dar (y recibir) cosas gratis en nuestras ciudades y de ese modo mantener cosas en buen estado fuera de los vertederos. Si de lo que te quieres deshacer es de ropa, dónala a algún proyecto social como la cooperativa Ropa Amiga, Emaus, etc.

3. ¿No has encontrado a nadie que quiera tu antigua lavadora? Pues ya sabes, si la bajas a la calle (en cada ciudad varía la normativa al respecto) harás un favor a su futuro dueño-viandante si cuelgas un cartel de ‘Funciona’ o ‘Funciona pero no centrifuga’, etc. Y también si en ese armario que vas a bajar a la calle dejas una bolsita con los clavos, etc.

4. ¿Y qué hacer con todo aquello que ya no se puede reusar de ningún modo? Claro, tíralo a la basura… ¡Pero cada cosa a su cubo! Parece una obviedad, pero me da la sensación de que mucha gente que habitualmente separa residuos, a la hora de la mudanza no es tan escrupulosa, pues hacerlo requiere un tiempo extra adicional al muchísimo trabajo que comporta de por sí una mudanza. Y es que al ir a vaciar los cajones y estanterías llenos de papelotes, debes entretenerte en separar las espirales metálicas o los clasificadores de plástico de las libretas del papel, al tirar esa bolsa con multitud de pequeños utensilios debes fijarte cosa por cosa, etc. Es importante que más allá de los cubos de uso diario, desde el inicio de la mudanza prepares la caja o cajas del punto verde, pues en las mudanzas salen muchos residuos que deben ir allí, como aparatos electrónicos, cables, restos de pinturas, pilas y demás.

5. Por último, si encargas el transporte de tus muebles y pertenencias a una empresa de mudanzas, intenta enterarte antes de las condiciones en las que trabajan sus empleados y empleadas.

La foto la comparte carlaarena en Flickr

lunes, 24 de febrero de 2014

Manda tu perfil de Facebook a dormir y gana un año de café de Comercio Justo


¿Has visto esta nueva campaña de Intermón Oxfam? Mandando "a dormir" a tu perfil de FB podrás recordar a tus amigxs que consumiendo café de Comercio Justo puedes cambiar la vida de las personas que lo producen. Además, participando en esta campaña también puedes ganar un año gratis de café de comercio justo y conseguir que te lleven el desayuno a la cama, a ti y a otra persona.  

La aplicación de FB modifica tu foto de perfil y de portada pero el resto sigue funcionando igual que siempre. Así, todxs tus colegas de Facebook pueden conocer la campaña y les puedes animar a participar ellxs mismxs.  y también podrás conseguir café de Comercio Justo para todo un año y que te lleven el desayuno a la cama a ti y a otra persona que tu elijas.

Ya sabemos que el comercio justo es una herramienta directa de cooperación entre consumidorxs y productorxs, donde se trabaja de manera conjunta por un mundo más justo y sostenible, que permite mejorar, de manera eficaz, la vida de millones de personas.

Hay muchas opciones de participación relacionadas con el comercio justo. Puedes pedir productos de comercio justo en tus tiendas o bares habituales, hacer voluntariado, participar en actividades de sensibilización de tu ciudad, o pedir que las entidades públicas tengan comercio justo. También puedes conocer proyectos como Café CiudadIdeas o Alternativa3, en sus webs puedes consultar dónde puedes comprar café de comercio justo y opciones de voluntariado.

Siempre es buena idea informarnos de dónde viene lo que consumimos y practicar el comercio de proximidad, comprar sólo lo que necesitamos y recordar acudir a empresas alternativas, productos ecológicos o artesanos, cooperativas, pequeños comercios locales, mercados municipales o tiendas de barrio :)

Quizás también te interese:

domingo, 23 de febrero de 2014

Productos de comercio justo elaborados en el Estado español, ¿tiene sentido?

Esta semana me han dejado un comentario preguntando si existen productos de comercio justo elaborados en el Estado español. Para responder y aprender sobre el tema le he preguntado a una especialista en el tema. Comparto la respuesta de Marta Guijarro, responsable de comunicación de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo:

"Desde la Coordinadora Estatal de Comercio Justo (somos la entidad española que agrupa a 30 organizaciones –entre ellas, las más significativas– que trabajan en Comercio Justo) se considera que los productos de Comercio Justo son aquellos elaborados dentro de la red internacional de Comercio Justo y avalados por las instituciones internacionales de Comercio Justo (fundamentalmente, la Organización Mundial del Comercio Justo y Fair Trade International). Por tanto se consideran productos de Comercio Justo aquellos elaborados en los países llamados del Sur o en vías de desarrollo, y obviamente siempre que cumplan con los criterios de Comercio Justo y estén avalados por instituciones internacionales de la red.

Por supuesto que los principios y la filosofía del Comercio Justo pueden (y deben) ser aplicados al comercio que se establece dentro de un país o en una localidad, sin embargo a estos no los llamamos de la misma manera con el fin de evitar confusiones con los producidos dentro de la red internacional de Comercio Justo establecida desde hace 50 años, y que tiene sus objetivos y principios definidos.

Los productos producidos, por ejemplo, en España y que aplican criterios sociales, de justicia y sostenibilidad los consideraríamos dentro de la economía social y solidaria, un movimiento más amplio del que forma parte el Comercio Justo y en el que participamos.

Por otra parte, comentarte que hay algunos productos de Comercio Justo que requieren elaboración (por ejemplo, galletas, mermeladas, chocolatinas…). Estos son elaborados con ingredientes de Comercio Justo (cacao, azúcar, etc.) y su fabricación o procesos como el envasado se realizan en nuestro país. Cada vez más, en estos procesos se compaginan los ingredientes de Comercio Justo con otros procedentes de la economía solidaria de nuestro país o se recurre a empresas o iniciativas sociales (empresas de inserción, centros especiales de empleo, etc.) para procesos finales como el envasado, etiquetado, etc".

La foto la comparte Imagen en Acción en Flickr

miércoles, 29 de enero de 2014

The corporation: aprendiendo sobre el nacimiento, el crecimiento y la madurez de las multinacionales

Sigo aprovechando estos días para ponerme al día con documentales relacionados con el consumo transformador. He descubierto que en la biblioteca de El Llano, mi barrio de Xixón, hay bastantes disponibles. Así que esta vez he cogido prestado el DVD de La corporación, un documental sobre el nacimiento, el crecimiento y la madurez de ese tumor maligno que son las grandes transnacionales. Empresas tan grandes y poderosas como muchos gobiernos del mundo o incluso más.

El origen de las corporaciones
Tengo que reconocer que no tenía ni idea de que las transnacionales tal y como hoy las entendemos empezaron a desarrollares en el siglo XVII primero en Europa y algo más tarde en Estados Unidos.
La primera parte del documental nos explican que una corporación como concepto es una creación artificial, una figura puramente legal que otorga a una entidad la práctica totalidad de derechos que tienen las personas: poseer, comprar, vender, pleitear, etc. Pero al mismo tiempo, libera a la entidad de muchas obligaciones.

Gracias al documental he podido entender qué es una externalidad: "el efecto externo que tiene una transacción entre dos partes sobre una tercera parte que no tiene nada que ver al respecto". Con un ejemplo es más fácil de entender: la persona A tala un bosque vende la madera a B quien la compra para construir una casa. Pero el vecino C, que vive cerca del bosque sufre los efectos externalizados de la transacción: deforestación, contaminación, etc.

El impacto de las corporaciones en la sociedad
La segunda parte del film describe cómo están influyendo las corporaciones en la sociedad y el planeta, tanto en el sentido medioambiental como en las personas y su comporamiento como individuos y como diversos grupos. Se analizan algunos casos sobre cómo ciertos bienes públicos ahora no son tan públicos, o cómo ciertas empresas subsidiadas por el bien común son privatizadas. Guerras por recursos naturales que deberían ser de todos. O por qué para las corporaciones las cosas sólo tienen valor cuando alguien las posee. Por eso dan tanta importancia a las patentes e intentan patentar cosas como los genes, animales, hasta el punto de que hoy en día es posible patentar cualquier ser vivo de laboratorio excepto un ser humano completo. El apartado dedicado a la publicidad tampoco tiene desperdicio.

Cómo enfrentarse a las corporaciones
En la última parte del documental conocemos ejemplos de grupos, movimientos e iniciativas que se han enfrentado a las multinacionales. Se habla de la guerra del agua de Bolivia, por ejemplo.

El documental es canadiense y lo han realizado Jennifer Abbott, Mark Achbar y Joel Bakan y consta de tres capítulos de unos 60 minutos. Aparecen tanto directivos de empresas como Nike, Coca Cola, IBM como intelectuales críticos como Noam Chomsky o Naomi Klein.


martes, 28 de enero de 2014

Pudo votar por primera vez gracias al Comercio Justo

Me ha gustado mucho el artículo "El beneficio invisible del Comercio Justo" que ha publicado Mercedes García de Vinuesa, presidenta de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo, en el blog Alterconsumismo.

Lo enlazo porque me ha parecido muy interesante sobre todo la segunda parte del artículo que habla sobre el valor del trabajo. El post nos recuerda que aunque el ritmo de vida que llevamos nos obligue a vivir atropelladamente y a las prisas no podemos perder de vista el esfuerzo y la capacidad de quien ha generado los productos que consumimos.

viernes, 24 de enero de 2014

Oro negro: ¿quién se queda con tu dinero cuando compras un café?

Ya tiene unos años pero nunca hasta ahora había podido ver el documental 'Oro Negro (Black Gold)', dirigido por Marc y Nick Francis.

No es ningún secreto, pero el documental muestra cómo cuatro transnacionales dominan el mercado mundial del café. Kraft, Nestlé, Procter & Gamble y Sara Lee controlan una industria que mueve más de 80 billones de dólares anuales mientras que a los campesinos se les paga cada vez menos por sus cultivos.

En el film vemos como el etíope Tadesse Meskela se dedica a proteger los intereses de estos campesinos, recorriendo diferentes países buscando compradores que paguen un precio justo por la venta de uno de los mejores cafés del mundo.

Hay que recordar que cada día se consumen sobre 2,25 billones de tazas de café en el mundo. De hecho, el café es la segunda materia prima que mueve más dinero en el mundo. Viven de este producto más de 25 millones de personas, lo que implica de manera directa e indirecta a 100 millones de personas aproximadamente.

Como podemos ver en el documental, el salto que existe entre el precio del grano de café y el producto final es el resultado de un oligopolio de los agentes implicados en la industria del café. Este producto es uno de los ejemplos más ilustrativos para analizar las consecuencias del comercio internacional sobre pequeñxs productorxs y sus comunidades en los países del Sur.

Ya sabemos que el comercio justo es una herramienta directa de cooperación entre consumidorxs y productorxs, donde se trabaja de manera conjunta por un mundo más justo y sostenible, que permite mejorar, de manera eficaz, la vida de millones de personas.

Hay muchas opciones de participación relacionadas con el comercio justo. Puedes pedir productos de comercio justo en tus tiendas o bares habituales, hacer voluntariado, participar en actividades de sensibilización de tu ciudad, o pedir que las entidades públicas tengan comercio justo. También puedes conocer proyectos como Café Ciudad, Ideas o Alternativa3, en sus webs puedes consultar dónde puedes comprar café de comercio justo y opciones de voluntariado.

Siempre es buena idea informarnos de dónde viene lo que consumimos y practicar el comercio de proximidad, comprar sólo lo que necesitamos y recordar acudir a empresas alternativas, productos ecológicos o artesanos, cooperativas, pequeños comercios locales, mercados municipales o tiendas de barrio :)

jueves, 23 de enero de 2014

Mecar para vivir, ¿qué ye que ye'l consumismu?

Estos días he leído el libro de Xuan Santori y Pablo Amargo 'Mercar para vivir, ¿qué ye que ye'l consumismu'. Me ha encantado poder leer un libro sobre consumo responsable en asturiano :)

Comparto algunos apuntes de lo que he aprendido con esta lectura:

Consumo y felicidad: "Masque los niveles de consumu se duplicaren dende los años 70, el porcentax de ente que diz sentise feliz cola su vida, mantiénse constante alrededor d'un 30 por cientu".

Esfoyaces, filandones, sextaferies, faceríes, veceríes, andeches...: Son estructuras y costumbres sociales nacidas en la Asturias preconsumista que reforzaban el sentimiento comunitario y el tejidosocial. Estas normas se reconocen hoy en día como fundamentos legales del país y se apoyan en la asociación necesidad-consumo-sociedad.

"Omnia mea mecum porto" (llevo conmigo la mio riqueza): Los autores proponen una idea. ¡Ve al armario! Haz un paquete con todo lo que llevas más de dos años sin ponerte. Con lo que sabes que ya no vas a usar. Con lo que hace tiempo que te habías olvidado. Esos zapatos, ropa, complementos que guardas sin usar, al regalarlos, te harán sentirte mucho más libre.

Energía: Los autores proponen que, si puedes, te sientes un rato con tus abuelos y abuelas y les preguntes cómo se arreglaban cuando eran jóvenes en invierno sin calefacción. Esta experiencia te servirá para darle más valor a las comodidades y aprenderás cosas nuevas.

Reciclaje: "Aunque esta palabra ye bastante nueva na llingua, el conceptu ye pervieyu. Na Asturies rural, nunca y na urbana casi nunca se tira nada. Esto ye una consecuencia d'una economía tradicional basada n'unidaes de producción (caseríes) obligaes a ellaborar, desenvolver, tresformar materies que producíen, en productos llistos pa consumir. Y la realidá yera que normalmente nun sobraba nada. Y si daqué sobraba guardábase pa cambialo, tener dalgún detái colos vecinos, devolver favores. D'ehí ritos como la preba de la matanza qu'ayudaba a fortalecer relaciones y reforzar l'entramáu solidariu y esa urdime social tan potente n'Asturies n'otros tiempos".

La imagen es del libro

miércoles, 22 de enero de 2014

Consumo responsable en Twitter

https://twitter.com/aidutxi/consumo-transformador/

Estoy creando una lista de Twitter para sumar recursos, experiencias y opiniones de personas y movimientos que trabajan alrededor del consumo transformador. De momento he añadido a 173 tuiteros y tuiteras y comparto la lista por si a alguien le puede ser útil. Aquí está: https://twitter.com/aidutxi/consumo-transformador/

Si conocéis a más personas que creéis que tienen que estar en la lista, me lo podéis decir en comentarios y así vamos completándola entre todxs.

martes, 21 de enero de 2014

'Érase una vez', conociendo a una madre de día en Lavapiés

Ayer tuve la oportunidad de visitar la casita 'Érase una vez' de Lara, una de las madres de día que, desde Lavapiés, ofrece servicio a las familias de educación, cuidado, atención y acompañamiento de niñas y niños menores de 3 años en un espacio hogareño, que respeta sus tiempos y ritmos y con una propuesta pedagógica diferente.

A la hora de escoger una opción para la escolarización de sus hijas e hijos no todo el mundo piensa en las guarderías oficiales existentes. Más allá de la escasez de centros y de los enormes gastos que supone matricular a un niño en un centro convencional, muchas familias encuentran que el sistema educativo actual para los menores de 3 años, en lugar de promover la capacidad creativa y las potencialidades de los niños y las niñas, las reprime.

Así es cómo empezaron a surgir alternativas que se alejan del modelo de educación infantil tradicional. ‘Grupos de crianza’, ‘Hogares amigos’, ‘grupos de padres y madres organizados’, redes de apoyo mutuo, canguros colectivos y madres de día.

Lara es educadora profesional y ha elegido esta última opción. Ha acondicionado su casa hasta que ha conseguido ofrecer un entorno seguro, cómodo y cálido con un ambiente de lo más familiar para las y los peques. Trabaja especialmente el periodo de adaptación, está abierta a la participación de la familia, da prioridad a las necesidades de las 3 niñas que cuida y puede atender de una manera mucho más personalizada a cada una de ellas. Además, ella misma prepara la comida para las niñas y se preocupa de que sea lo más natural y saludable posible. Los juguetes con los que juegan las niñas son de madera, de lana, elaborados con elementos reciclados... La verdad es que se nota que es un proyecto en el que Lara ha volcado toda su energía (que es mucha), su experiencia, su ilusión y sus esfuerzos. Ha cuidado hasta el último detalle.

Otra de las ventajas de este sistema es la flexibilidad de horarios, la disminución del contagio de actividades y la posibilidad que se da a las madres y padres de involucrarse más directamente en la educación de sus hijos y hijas.

Algunas familias empiezan a utilizar estas alternativas empujadas por las circunstancias pero en muchos casos acaban planteándose muchas cuestiones a nivel personal, empezando por su responsabilidad en la educación de sus hijos y hijas hasta su participación en su barrio o en su ciudad.

Conocer el proyecto de la casita 'Érase una vez' de Lara me ha parecido de lo más inspirador. Es una propuesta muy interesante sobre todo por el hecho de ir a buscar lo que una comunidad necesita. Creo que cada vez más madres y padres buscan criar a sus hijos de una manera más ética, más justa, más apropiada. Es cierto que las administraciones públicas deben garantizar una red de escuelas y guarderías públicas suficientes, de máxima calidad y que aseguren una educación en valores pero también es cierto que hoy por hoy no lo hacen y este tipo de propuestas alternativas me parecen interesante como inspiración para crear la escuela que queremos para las pequeñas y los pequeños.

Os dejo su blog 'Érase una vez' y su página de Facebook por si queréis encontrar más información sobre el proyecto.

viernes, 10 de enero de 2014

2014: año de la agricultura familiar

Es una iniciativa promovida por el Foro Rural Mundial y respaldada por casi 400 organizaciones civiles y campesinas de todos los continentes. Naciones Unidas ha designado al 2014 como el Año Internacional de la Agricultura Familiar. En principio, esta celebración a nivel mundial servirá a los movimientos sociales de "percha" para exigir a los gobierno políticas más activas y sostenibles, con vistas a una más eficaz lucha contra la pobreza y el hambre.

Es una buena noticia que en varios países este año se dediquen espacios para que mujeres y hombres del campo, y también del mar, puedan reflexionar juntos, sobre la manera de cuidar el planeta y de alimentar el mundo, debatir y extraer conclusiones. Hay que recordar que el 70% de los alimentos consumidos en el mundo son producidos por este tipo de agricultura familiar, en toda su diversidad, y alrededor de un 40% de familias del mundo viven de esta actividad. Pero también es indudable que el éxodo del campo está ahí, en parte porque ha sido un sector abandonado, al que se le ha prestado muy poca atención  en el desarrollo de los servicios públicos fundamentales, necesarios para alcanzar un nivel de vida digno.

La  agricultura familiar realmente representa una oportunidad para dinamizar la vida de los pueblos, las economías locales, para afianzar la seguridad alimentaria en definitiva.  Qué menos que reconocer el derecho de los pueblos a producir sus propios alimentos. Qué menos que producir alimentos cerca de las personas que los necesitan. Por eso es fundamental abrir nuevos horizontes a la pobreza rural, a esta realidad presente en todos los continentes como es la agricultura familiar, sometida hoy por hoy a fuertes incertidumbres e incomprensiones.

La principal incomprensión es considerar esta agricultura un tipo de producción marginal, cuando es precisamente todo lo contrario: esta agricultura familiar, además de ser el sustento de mucha gente, es también la mayor fuente de empleo en muchos países en desarrollo. En el último año hemos podido ver que en varios países de América Latina y el Caribe se ha colocado a la agricultura familiar como prioridad en sus políticas públicas, algunos como Bolivia la han declarado como actividad de interés nacional. En la misma sintonía, aunque con historias distintas, se encuentran otras experiencias de Europa, Asia o África, donde el peso del modelo de familia camina hacia una causa común, el bueno uso de las tierras agrícolas. Además, las mujeres suponen cerca de la mitad de la mano de obra agrícola en los países en desarrollo.

La foto la comparte Fotos Govba en Flickr.

jueves, 9 de enero de 2014

Adiós a las aceiteras rellenables: más plástico y más dinero para las empresas de embalaje

Las aceiteras rellenables ya tienen fecha de defunción en el ámbito de la hostelería y está muy próxima a llegar. De hecho, el Gobierno ya aprobó el pasado mes de noviembre, un Real Decreto que acaba con las aceiteras rellenables, tan habituales en bares y restaurantes. La nueva norma, que vio la luz tras meses e incluso años de discusiones en el seno de la UE, establece que los aceites que se pongan a disposición de lxs consumidorxs en los establecimientos de hostelería y restauración, y en los servicios de catering, deberán presentarse en envases monodosis y etiquetados.

Asimismo, los nuevos envases deberán estar provistos de un sistema de apertura que pierda su integridad tras su primera utilización y dispondrán de otro sistema de protección que impida su rellenado una vez agotado su contenido original. La nueva norma entró en vigor el pasado 1 de enero de 2014 pero contempla también la posibilidad de utilización de las existencias de productos adquiridos antes de la entrada en vigor del Real Decreto. En este sentido, lxs hostelerxs tendrán hasta el 28 de febrero de este año para gastar sus existencias de aceite a granel.

Esta medida se enmarca en el contenido del “Plan de acción sobre el sector del aceite de oliva de la Unión Europea“, que establece una serie de medidas entre las que se encuentra estimular a los Estados miembros a exigir la utilización de envases que no permitan el relleno en el canal HORECA (hostelería, restauración y catering).

En mi opinión imponer envases tipo "sachet" de raciones individuales (como los de los sobres de azúcar y similares) sólo promueve un aumento del costo en envases y una mayor contaminación ambiental. La pregunta clave de todo esto: ¿Quién se beneficia realmente con tales medidas? Las fábricas de envases y, de paso, las empresas que los utilizan tendrán la excusa para aumentar precios. Un coste que, además, siempre terminan pagando lxs consumidorxs finales. Una vez más legislan para las multinacionales. Como si al Gobierno le importase realmente la salud de los consumidores. Si fuera un tema de este tipo, enviarían a especialistas a comprobar la calidad de los aceites. Ahora, por 20 ml. de acéite en una botellita no reciclable, pagaremos un euro.

Una medida mucho más simple y sostenible sería que los bares o restaurantes expongan el nombre del aceite que utilizan y garantizaran que todas sus aceiteras lo contienen, ¿no?

La foto la comparte mundomarinero en Flickr

sábado, 12 de octubre de 2013

12 de octubre en América Latina


Esta es la primera vez que vivo un 12 de octubre en América Latina. Aquí es un día de luto por todos los muertos, asesinados, mujeres violadas... pero también es un día para reivindicar los 521 años que han vivido con rebeldía, con memoria y con resistencias. 521 años capaces de sostener la fuerza para enfrentar el mayor genocidio, el saqueo más descarado, depredador y criminal, el mayor desplazamiento y la más sanguinaria represión. 

Admiro cómo los pueblos originarios de América Latina han sabido impedir su desaparición ante la grave y sistemática violación de derechos humanos, la militarización, las amenazas de desalojo, los proyectos ilegítimos de las transnacionales que quieren robarles la tierra... No creo que pueda olvidar tantas voces llenas de vida, de justicia, de libertad y de dignidad que hemos oído alzarse en estos meses.