viernes, 2 de noviembre de 2012

Más trucos para combatir el frío en casa

El lunes hice lo que pude recopilando algunas ideas para tratar de mantener el calor en casa sin abusar de las estufas o las calefacciones pero la verdad es que la bajada de temperaturas en Madrid ha sido una pasada y ando buscando más truquillos para no pasar frío. Comparto lo que fui encontrando:

 1. Engáñate con la colorterapia: Por lo visto, una manta de color cálido (rojos, anaranjados, etc.) nos puede dar una sensación más cálida, ya que el calor también tiene una parte de percepción sensorial. Por la misma razón, una decoración en estos tonos en casa puede que nos ayude a crear un ambiente más confortable.

2. Alfombras mágicas: Si cubrimos nuestro suelo (o parte de él), sobre todo si no es de madera ni de parqué, con alfombras, la sensación térmica crecerá. Si no tienes ninguna alfombra, en un momento desesperado una manta vieja en el suelo puede hacer la misma función.

3. Estómago caliente:  Los guisos, las sopas y este tipo de platos de invierno ayudarán a nuestro cuerpo a entrar en calor. 

4. Entre tus manos: Rodea con tus manos una taza de una infusión o una bebida caliente. Antes de beberla, incluso, ya habrás entrado un poquito en calor.

5. Deja que entre el sol: Abre las cortinas y persianas durante el día, incluso puedes abrir las ventanas unos minutos en las horas centrales del día. Si no hace un día soleado, corre las cortinas, mejor si son dobles.

6. Cambia la ropa de cama: Cambia las sábanas de algodón por las de franela, hazte con un buen edredón, mejor si es de plumas, y pon mantas extra si es necesario.

7. Coge la escoba: El ejercicio físico en las labores de la casa hará que bombees más sangre y entres en calor. Además, vivir en un ambiente limpio hará que tengas mejor humor y con más fuerza vital. Otra buena idea es salir a la calle unos minutos y darte un breve paseo para entrar en calor. Pero a poder ser no vayas a comprar o a tomarte un café a algún sitio con calefacción, porque lo único que conseguirás es destemplarte y luego al salir a la calle de nuevo te morirás de frío. Al volver a casa la sensación de frío ya se te habrá pasado y te parecerá que se está incluso calentito.

8. Tapa cabeza y pies: No lo dudes, un gorro para dormir y unos buenos leotardos o calcetines altos te mantendrán caliente cuando la temperatura de tu cuerpo baje mientras duermes.

9. Usa un humidificador: Su uso potencia la sensación térmica del calor que produce la calefacción. ¿No tienes? Cuando te duches deja la puerta abierta, si tu casa es pequeña conseguirás un efecto similar.

10. Trata de evitar las corrientes de aire: Para evitar las corrientes de aire sella las puertas y ventanas.

11. Si cocinas algo al horno, luego deja la puerta abierta para que el calor invada la casa.

12. Acurrúcate con tus amigos, con tu pareja, con tu mascota... Es una antiquísima y efectiva solución contra el frío del cuerpo y del alma :)

La foto la comparte vyzl en flickr

1 comentario:

  1. Viejos trucos que está bien recordar y que son efectivos.
    Saludos.

    ResponderEliminar