lunes, 21 de julio de 2014

Boicot a Israel: no financies la barbarie

Una vez más la vergüenza, el dolor, la rabia. Una vez más la impunidad de Israel parece absoluta. Los muertos palestinos superan los 500. Desde el aire. A bombazo limpio. Sobre hospitales, casas, calles... A manos de una gran y rica potencia "democrática".

Y, como siempre, la indignación me atenaza la garganta y me quema en los dedos. Como siempre nos toca difundir denuncias, apoyar manifiestos, asistir a concentraciones... ¿Algo más? Boicot.

Es lo que nos piden desde hace años las organizaciones de Derechos Humanos, lo que nos piden desde Palestina.

El boicot es un arma legítima de incidencia política y cambio social. En la web de la campaña BDS (Boicot, desinversión y sanciones) podemos encontrar una lista de productos israelíes que se comercializan en el Estado español.

Puede que no parezca una forma directa de terminar con la actual masacre, pero si es un movimiento masivo y conseguimos que la economía israelí sufra un duro revés, probablemente el estado de Israel se eche a temblar. ¡Hay que intentarlo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada